in

El SSD de PlayStation 5 marcaría la diferencia con la próxima Xbox

Jos Hoebe, máximo responsable del estudio Blackmill Games, encargados de desarrollar Verdun para la actual generación con más pena que gloria, ha asegurado que la unión de la CPU con el SSD que pretenden instalar en la próxima PlayStation 5 será el elemento que consiga diferenciar a la próxima generación de la marca de su competidor directo, es decir la nueva Xbox de Microsoft.

«Como desarrolladores siempre estamos contentos de usar un hardware más potente, ya que puede hacer nuestro trabajo más fácil. Aunque como las expectativas del consumidor aumentan con cada salto de generación, no siempre se puede mostrar todo y al final no siempre luce tanto», asegura Hoebe, que destacaría la importancia del almacenamiento en estado sólido.

«Estoy muy contento de ver la inclusión de los discos duros de estado sólido, pues marcarán la verdadera diferencia en las consolas. Por primera vez, en las consolas, tendremos tiempos de carga muy rápidos» afirma, y es que en su caso particular parece que la presencia de este tipo de dispositivos mejorará sus desarrollos, pues trabajan en Unity y al parecer se crean cuellos de botella al trabajar con las CPU y el HDD actuales. «En nuestro caso, esto tendrá un impacto directo en el desarrollo. Usamos el motor de juego Unity para todos nuestros juegos y siempre estamos con cuellos de botella de la CPU. Así que con tal mejora en el punto más débil de la consola, creo será de gran ayuda para obtener un mejor rendimiento y producir juegos con mejor aspecto», explica.

Uno de los elementos claves en PS5 será una unidad de almacenamiento de estado sólido (SSD), gracias a la cual se cargarán los juegos de una manera mucho más rápida y se mejorará su rendimiento. Sony usó en dicha reunión una demostración con una secuencia de Marvel’s Spider-Man, donde los tiempos de carga y presentación del contenido requirieron solo 0.8 segundos en el nuevo hardware, mientras que en PS4 Pro, necesitaron 8 segundos. Además, la presentación mostró una secuencia de avance por Nueva York en rendimiento máximo, lo cual provocó algunas pausas abruptas en PS4 Pro, las cuales representan periodos de carga, mientras que en el nuevo hardware todo se ejecuta de manera fluida y sin problemas.

PlayStation 5 tendrá una CPU basada en un AMD Ryzen de tercera generación, 8 núcleos potenciados por la microarquitectura 7nm Zen 2, un chip AMD con unidad personalizada para audio 3D, soporte para 8K, disco duro SSD y compatibilidad con tecnología raytracing que será posible gracias a su GPU basada en Navi de Radeon.