in

God of War: consejos y primeros pasos

El nuevo God of War para PS4 es una experiencia totalmente revolucionaria con respecto a lo que conocías de la saga hasta ahora. Por un lado tenemos un cambio de género, estilo de combate e incluso la forma de movernos por el escenario.

Pero tranquilo, para que el cambio sea lo menos brusco posible, hemos recopilado una serie de consejos con los que comenzar tu aventura por tierras nórdicas.

Busca todos los recursos posibles

En God of War (2018) regresan los cofres, solo que en esta ocasión no serán utilizados para rellenar los orbes, sino para encontrar una serie de objetos que puedan sernos de ayuda a largo plazo. Se puede ir al grano, pero llegará un momento en el que el nivel de nuestro equipo no pueda hacer frente al nivel de los enemigos.

No confiarse con el nivel de dificultad

Lo hemos intentado, nos hemos atrevido a comenzar con el nivel «Quiero God of War» (el más difícil de los cuatro que hay), y nos hemos rendido. Pese a que el juego no incorpore la opción de «Nueva Partida +», una segunda pasada una vez que domines el nuevo sistema de combate sería lo propicio.

Utiliza las primeras horas a modo de tutorial

El ritmo de God of War es muy lento en sus comienzos, tratando de hacer que comprendas cada una de las mecánicas y poniendo a los enemigos más sencillos ante ti. Más tarde, el mapa se abre y puedes escoger en cierta medida el camino a seguir, lo que te puede llevar a desafíos más complejos de los que estabas habituado.

Haz todos Favores cuando estén disponibles

Los Favores son el equivalente a las misiones secundarias en un RPG al uso. Se trata de encargos totalmente opcionales que nos aportarán preciadas recompensas. Además, hará que aprovechemos mejor el tiempo al desbloquear las puertas de viaje rápido más remotas del escenario.

No subestimes la importancia de Atreus

No subestimes al hijo de Kratos, y aún menos a medida que pasan las horas y aprende y desbloquea nuevos poderes. Nos echará una mano cuando estemos en dificultades.