in

Análisis. The Last of Us Parte II

PlayStation 4 puede descansar tranquila, porque su obra maestra ya ha visto la luz

Hace siete años Naughty Dog nos traía The Last of Us. Este juego, exclusivo entonces de PlayStation 3, presentaba la historia de dos personajes que en medio de un mundo que se desmoronaba en todos los sentidos, se convertían en una familia. Para muchos este juego presentó la cumbre de aquella generación y situándolo directamente en el selecto Olimpo de los videojuegos.

Con cuatro años de experiencia, Ellie es nuestra protagonista que sufre con las consecuencias de todo lo ocurrido en el título original. Por este motivo, se tocan temas que podrían ser tabús, pero que pueden dejar grandes mensajes. El juego también funciona como un actor social, que cae como broche de oro en una sociedad que pelea por la libertad de expresión y que quiere alejar de nuestras vidas situaciones como el racismo o el odio.

Más ágil, más veloz, con mayor fuerza y más guerrera que nunca, son las habilidades que tiene sobre el campo de batalla nuestra querida Ellie, una diferencia que sentirás en el control y que dejará a Joel como un personaje tosco y lento. El primer juego nos mostró como Joel se transforma en el padre de Ellie, a tal punto que la salvó de todos los peligros y evitó su muerte. En la Parte II la emotividad sigue dominando a los personajes y son fundamentales a la hora de tomar sus decisiones, porque cada paso es motivado por momentos que no se pueden borrar de la mente: la venganza es un círculo vicioso.

Naughty Dog nos introduce nuevos personajes que le dan una completa frescura al título y de los cuales logras encariñarte, ya que todos aportan en una visión distinta para conocer en profundidad a esta nueva Ellie, que tiene una identidad formada con 19 años y con pensamientos claros. Además, existen varios animales con nombres y con los cuales puedes interactuar.

El juego y la historia están todavía más humanizada, donde los humanos enemigos tienen nombres y se llaman por ellos. Además, los perros sufren y lloran cuando sus dueños son abatidos, pequeños toques que dan cuenta que la emotividad es la premisa que Naughty Dog quiso poner como su gran sello.

The Last of Us Parte 2 mantiene la base jugable de su primera versión, los controles siguen igual de intuitivos y con una reacción completamente rápida. La estrategia de ataque está completamente mejorada y el sigilo se convierte en tu mejor aliado. La batalla cuerpo a cuerpo se hace fundamental cuando estás en aprietos y mantener una armada de mano mejorada siempre será tu mejor as bajo la manga.

La opción de esquivar (L1) a tus enemigos en las peleas cuerpo a cuerpo están muy bien ajustadas y con gran reacción, por lo que te puedes sacar a un par de rivales de encima con este apartado y se hará fundamental poder leer los movimientos de tus enemigos, así que a tener calma. Además, podemos correr, saltar en cualquier momento, agacharnos, arrastrarnos e incluso pasar por diferentes espacios pequeños, funciones que son necesarias en este semi mundo abierto.

Cada combate siempre es diferente, pudiendo de esta manera planear tu estrategia de distintas maneras. También, existe gran variedad de armamento como el arco, rifle, escopeta, pistola, bombas aturdidoras, molotov y más que serán imprescindibles, porque toda bala cuenta.Todo esto lo debes complementar con el «modo escucha», porque al igual que la primera versión, con R1 podrás enterarte dónde estás tus rivales y así poder sorprenderlos.

La brutalidad también se hace presente, porque asesinar a los enemigos no será más de lo mismo. Mucha sangre y diferentes fórmulas para aniquilar a todo que se cruce en nuestro camino. Se agradece para evitar la monotonía, pero por otro lado en muchas situaciones se roza la crueldad.

La IA de los enemigos está mejorada y ellos son capaces de hacerte una emboscada, para no dejarte reaccionar ante un ataque. El sigilo sirve, pero hay momentos donde te atacarán y atraparán igual. Esto le da una mayor dificultad a tu paso por el juego y así mismo se transforma en un desafío.

Tal vez uno de los puntos bajos en este apartado de la IA son los movimientos erróneos de tus acompañantes, porque al igual que en TLOU Parte 1 hay momentos en que vas en equipo a enfrentar a tus enemigos. El compañero no se esconde de forma correcta, se cruza frente a ti y arruina tus intenciones o se convierte en un estorbo sin atacar al rival. No pasa todo el tiempo, pero hay momentos en que se hace molesto.

Naughty Dog ha puesto toda su experiencia en acción y recrea un hermoso mundo destruido con un hiperrealismo espectacular. El apartado gráfico de los escenarios es impresionante y no se les olvidó ningún detalle a la hora de la construcción por ejemplo de los edificios de Seattle, el césped largo parece tan natural que dan ganas de quedarte ahí para siempre. Pero eso no es todo, el clima también juega y la lluvia también afecta a los personajes, que ven como sus prendas se van mojando y los charcos en las calles tampoco pasan desapercibidos con un acabado totalmente de lujo. La misma nieve ralentiza tus movimientos y tiene un impacto en la visión.

El apartado gráfico también hace gala en las expresiones y recreaciones faciales de los protagonistas de la historia. Pena, rabia, ira, adrenalina y más se puede apreciar en los personajes según la situación que vives. El diseñado de los cuerpos también concuerda con la habilidad que puedes tener en tus controles a la hora de moverte. Echarlo un vistazo a las manos de los personajes te dejará con la boca abierta, porque el nivel de detalles es enorme; con uñas sucias o manos con barro.

TLOU 2 cuenta con unos paisajes dignos de envidiar y que logran plasmar toda la potencia que puede conseguir PlayStation 4, que está en sus últimos meses antes de dar paso a la nueva y esperada PS5.

Tampoco necesitas un gran sistema de sonido para disfrutar de los detalles que nos deja TLOU 2 en cada momento. Los efectos de sala o efectos de foley son una completa pasada y cada acción en el juego se hace más real gracias a este tremendo sentido que se convierte fundamental.

Desde la carga de las armas y hasta un simple paso por el agua se meten en tus oídos dándole una tremenda identidad a los movimientos que haces con Ellie. Pero no es todo, ya que también el doblaje al castellano es digno de una superproducción de cine, sin perder emoción y estando perfectamente coordinadas con la gesticulación de los personajes en cada cinemática.

Gran parte esta sensación de supervivencia y tensión viene de este «sonido envolvente», que también te da pistas sobre tus enemigos y que te obliga a estar atento en cada momento. Puedes usar tus cascos o el sonido de tu TV con un volumen normal para engancharte a la aventura e historia de The Last of Us 2.

El broche de oro llega con la banda sonora de Gustavo Santaolalla, que con sus piezas musicales te llena de emotividad y le da un mayor impulso a una historia que por sí sola ya tiene un trasfondo importante.

Los años de espera no ha sido en vano y tendrás asegurado como mínimo 25 horas de juego, algo que no se ve habitualmente en los actuales títulos. Naughty Dog dejó en claro que TLOU 2 es necesario y no empaña a su antecesor, porque lograr pulir los detalles que a la primera entrega le faltó, además que argumentalmente siguen una línea que necesitábamos conocer.

CONCLUSIÓN

PlayStation 4 puede descansar tranquila, porque su obra maestra ya ha visto la luz. El juego no se hace monótono y lo cambios de personajes y combinación de estrategias te hacen aprovechar al máximo todo tu armamento, incluso los que miramos en menos en un inicio, lo digo porque me pasó.

The Last of Us Parte II roza la perfección y tiene todos los puntos a favor para quedarse con el GOTY (Game of the Year), porque difícilmente un juego este año logre superar a la obra de Naughty Dog.

VALORACIÓN: 10 (OBRA MAESTRA)