in

Análisis. Spacebase Startopia para PS4

En este juego construimos y gestionamos nuestras propias estaciones espaciales mientras las defendemos de los invasores. La secuela de Startopia tiene un potencial enorme, y ciertamente sabe cómo divertir con sus desafíos y las muchas opciones de gestión que pone a tu alcance, pero como decía, la experiencia puede frustrar y ser incluso algo estresante. Aun así te diría que aceptes el reto y construyas tu propia estación espacial porque como verás en este análisis de Spacebase Startopia, es una experiencia desafiante que merece la pena. En la jugabilidad no encontraremos nada que hayamos visto en otros títulos como Theme Hospital o RollerCoaster Tycoon. Se trata de todo un clásico del género adaptado a los tiempos modernos.

Una de las peculiaridades de este videojuego de gestión es que te obliga a trabajar simultáneamente en tres cubiertas distintas, cada una con sus propias particularidades pero, por supuesto, totalmente relacionadas entre sí. En la práctica esto significa que vas a moverte mucho, muchísimo, con el fin de mantener contentos a los visitantes para que gasten más y más dinero, aquí energía, que usarás para construir mejores instalaciones. Pero no acaba aquí tu labor en Spacebase Startopia, pues también debes generar recursos y materias primas imprescindibles para construir y desarrollar nuevos espacios de ocio pensados para los turistas más snobs… sin cabrear al resto, porque para tu desgracia, muchas veces, los deseos de uno se contraponen a los de otros alienígenas.

En otros juegos del estilo es habitual que en momentos puntuales de la partida el caos se apodere del escenario; que tengas que hacer frente a situaciones que escapan de tu control… hasta que las dominas y todo vuelve a la normalidad. Spacebase Startopia vive en un permanente estado de caos que no te permite relajarte ni un instante: a medida que construyes nuevas salas debes preocuparte también de que la fábrica no deje de crear más y mejores recursos con los que comerciar o, en los compases avanzados de la partida, satisfacer también las necesidades de los turistas más elitistas. Y entre medias, no puedes dejar de investigar nuevas tecnologías y mejorar las ya existentes, porque tus rivales van a por todas, y esto significa que te acosarán con bombas o artefactos que debes buscar manualmente si no quieres sufrir más de la cuenta.

Spacebase Startopia es un juego de gestión con un amplio abanico de opciones, así que es fácil pasarlo muy bien superando las misiones de su modo campaña, que siempre encuentran el modo de enfrentarte a nuevos desafíos que te obligan a sacar provecho de todas las herramientas a tu alcance. Hay una misión avanzada, por ejemplo, en la que debes acumular más energía que el rival, lo que obviamente te obliga a trabajar con un pensamiento distinto al que seguirías si tu objetivo, por ejemplo, es atraer a los turistas ricachones a los que solo conquistarás con los mejores restaurantes, hoteles y salas de fiesta. Incluso hay retos ligados a la religión.

Spacebase Startopia expande las opciones del clásico para que esta se sienta una experiencia fiel al mismo pero, también, con personalidad propia. Y aunque hay elementos de juego que han terminado frustrándome más que divirtiéndome, hay que reconocer que es un buen juego de gestión que trata por todos los medios de ofrecer siempre algo nuevo con lo que desafiarte. Incluso hay combates entre drones y mecas, que son bastante simplones, pero en general, sirven para romper un poco con la rutina de construir y gestionar recursos. Superada la campaña, que puede llevaros en torno a las 20 horas, Spacebase Startopia aún tiene más que ofrecer, porque al margen del modo sandbox donde crear libremente tu estación espacial, hay disponibles opciones de multijugador cooperativo y competitivo para hasta cuatro jugadores.

La secuela de Startopia es un buen videojuego de gestión que lo tiene todo para hacerte disfrutar de su acción estratégica. El problema es que a medida que las cosas se complican, la construcción y gestión de este complejo vacacional se vuelve más y más estresante, sin apenas tiempo para relajarse y disfrutar del trabajo bien hecho. Spacebase Startopia sabe cómo sorprenderte con nuevos retos que obligan a pensar distinto, a actuar de forma diferente, pero ese caos permanente en el que vives la mayor parte del tiempo lo aleja de los más grandes del género.

VALORACIÓN: 7.0