in

Análisis. Ratchet and Clank: Una Dimensión Aparte para PS5

Ratchet & Clank: Una Dimensión Aparte es uno de los juegos exclusivos más esperados por los poseedores de la nueva PlayStation 5. Para Sony se trata del primer gran argumento de peso de la next-gen para su primer año, siendo Ratchet y Clank son una de esas sagas míticas para los que ya llevamos un tiempo jugando. Una Dimensión Aparte viene de mano de Insomniac Games, un estudio que ha sido capaz de lucirse con Marvel: Spider-Man, de repetir con Spider-Man: Miles Morales y que ya se encargó de recordar que su franquicia estrella está muy viva con Ratchet & Clank, el remake del título original, de 2002, que llegó a PS4 en 2016.

El título desarrollado por Insomniac es sin lugar a dudas el mejor de la saga, es pura diversión. Esto dice mucho de este espectacular juego en los tiempos que corren, donde muchos grandes estudios sólo buscan repetir con fórmulas un tanto manidas y argumentos repetitivos.

Por supuesto, Ratchet & Clank está lleno de retos y se puede poner en una dificultad de lo más exigente, tiene sus instantes de tensión y algunos tramos de mundo abierto, coleccionables y mejoras de nivel y equipamiento. Pero resalta por su carácter de puro entretenimiento frenético, de cohesión narrativa que hace que cada misión, cada planeta, cada arma y cada lucha sea un más y mejor de unas 12 horas de duración.

La historia nos llevará de un planeta a otro de manera bastante lineal para ir resolviendo misiones. Algunos de esos planetas tendrán tareas secundarias, todos, coleccionables. Insomniac Games no ha querido reinventar la rueda y quizás lo único que decepcione es que sus escenarios siguen siendo bastante estancos, moviéndonos únicamente entre ellos con la nave a través de un menú y no con viajes dimensionales.

Pero la gran sorpresa está donde debe, dentro de cada uno de ellos. Más allá del nivel de detalle y profundidad de dibujado de cada escenario, increíble y con mucha diferencia el mejor de la saga, las dimensiones forman una parte fundamental dentro de los mismos. Más allá de encontrarnos las versiones alternativas de planetas que todos conocemos como Megalópolis o Sargasoo, el planteamiento llega a su punto álgido en Blizar Prime y Cordelion.

Con un simple golpe de llave, cambiamos de una dimensión a otra. Es decir, sustituimos el escenario por completo, pasando de un planeta arrasado a una mina funcional y llena de vida. Sin tiempos de carga, a un simple golpe de cuadrado, modificamos un escenario por completo. Y no hablamos de un simple adorno, es algo totalmente necesario para avanzar. Quizás el momento más impresionante del juego sea ese en el que nos deslizamos con las Deslizabotas y tenemos que golpear estos cristales para cambiar de dimensión y seguir teniendo camino en lugar de caernos al vacío. Incluso nos encontramos un pequeño pasaje de terror en un planeta en la que, en una dimensión, una criatura a la que no podemos vencer, nos persigue al más puro estilo Alien: Isoletion.

Solo hay 9 planetas pero da la sensación de que se ha sacado el jugo a cada uno de ellos. Tenemos los Velocibajos para correr sobre superficies tóxicas, las botas propulsoras para hacer piruetas y alcanzar ciertos sitios, volamos encima de un dragón, respiramos bajo el agua, nos propulsamos, corremos por las paredes… Todo es tan fluido que da la sensación de manejar una película en donde la acción te sorprende a cada momento y nunca se detiene salvo al cambiar de planeta. Al contrario que en muchas de sus aventuras, aquí tenemos casi todas nuestras herramientas de transporte desde el primer minuto, lo que significa que el juego se permite el lujo de mezclar en todo momento, en cada misión, todo lo que puedes hacer como Ratchet, o Rivet.

Una de las primeras novedades que trae esta entrega es que, tras casi una veintena de títulos anteriores, se introduce un nuevo coprotagonista. Sí, ya habíamos manejado en otras ocasiones a personajes como el capitán Qwark (el cual, por cierto, no está presente en esta entrega debido a problemas de salud de su actor de doblaje) pero Ratchet and Clank nos introducen a Rivet, una lombax procedente de una dimensión alternativa donde, sinceramente, las cosas no van demasiado bien.

De nuevo el villano de la obra es el doctor Nefarius que, en este caso, al trastear con un cachivache que amablemente había construido Clank para que Ratchet encontrara a su familia, ha puesto patas arriba toda la continuidad dimensional haciendo que la galaxia esté al borde del colapso. Esto provoca que Clank acabe viéndose transportado a una dimensión alternativa junto a Rivet, dejando a Ratchet solo ante el peligro. No desvelaremos más de la trama: esperad encuentros, desencuentros y combates épicos hasta llegar a un, quizá algo predecible, pero sin duda adecuado, desenlace.

Tal y como reza el título del juego, Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte, la mecánica principal del juego involucra el salto entre dimensiones usando un gancho específico que debuta en esta entrega y que tendremos que usar para resolver determinados puzles o, por ejemplo, gozar de ventaja en ciertos enfrentamientos contra algunos enemigos.

Es cierto que no podemos cambiar de dimensión siempre que queramos y tendremos que buscar esa suerte de brechas que nos permitirán dar el salto, aunque sí que es una mecánica que aparece con cierta frecuencia y que, a mí, particularmente, me ha gustado. Además de aquellas grietas que tendremos que traspasar por motivos argumentales, habrá otras conocidos como bolsillos dimensionales que podremos atravesar de manera opcional para enfrentarnos a pequeños retos plataformeros. Si llegamos al final, seremos recompensados con nuevas piezas de equipamiento para Ratchet y Rivet.

Aunque los escenarios de esta entrega son más amplios que en entregas anteriores (de hecho, contamos con una mochila propulsora para ayudarnos en los desplazamientos), la mecánica básica de este Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte sigue siendo avanzar por un camino más o menos prefijado deshaciéndonos de todo enemigo que se nos pone por delante. Eso sí, para dotar de algo de más variedad a la aventura, desde Insomniac se nos proponen algunas mecánicas diferentes que, sin duda, hacen que la experiencia en conjunto se sienta fresca.

En cuanto a la dificultad, Ratchet and Clank Una Dimensión Aparte no es una propuesta difícil en absoluto. Como en los juegos de este tipo, lo complicado es encontrar los distintos coleccionables, pero los combates son todos afrontables sin problema; eso sí, si morimos siempre nos dejan en un punto de control más o menos cercano que, sin duda, nos ayudará a tener ese puntito extra de salud que necesitábamos para vencer a los rivales o a ese jefe concreto que se nos resistía.

Si bien Una Dimensión Aparte posee una banda sonora correcta, en el apartado de efectos de sonido y doblajes de voces, el videojuego también brilla en creces. El audio envolvente que posee es increíble, por lo que se recomienda encarecidamente que intenten jugarlo con unos buenos auriculares o con un home theater decente. El doblaje es excelente y no tiene nada que envidiarle al audio original. Realmente se buscó recrear un doblaje de lo mas leal al original, en lo que se destaca el actor de doblaje que interpreta a Ratchet, desde su tono en la voz hasta en los gritos.

Donde también el trabajo realizado por Insomniac brilla por todo lo alto es en el uso del DualSense. Quizás los que hayan jugado al Astro´s Playroom no les sorprenda demasiado, pero aún así es increíble. Realmente logra llevar la experiencia jugable a otro nivel, dándonos diferentes vibraciones dependiendo la situación, desde los disparos de cada arma hasta los pasos de Ratchet, Rivet y Clank. Pero lo más sorprendente viene de la mano de los Adaptive Trigger. Gracias a ellos, cada arma que llevemos tienen dos modos de disparo.

Si utilizamos el gatillo a medio camino, el arma utilizará un cierto tipo de disparo y si apretamos el gatillo a fondo, nuestra arma utilizará toda su fuerza bruta para emplear un disparo con una mayor potencia. Explicarlo con palabras resulta complicado, pero les puedo asegurar que el gatillo se adapta para poder alternar de buena manera entre estos dos tipos de disparos. Realmente en este apartado, la consola de Sony marca una gran diferencia respecto a la competencia, ofreciéndonos una experiencia totalmente original y que nos deja con buenas sensaciones.

En definitiva, Ratchet and Clank: Una Dimensión Aparte es, sin duda, una de las mejores aventuras de acción que han salido al mercado en los últimos años. Con un ritmo frenético, pero bien ajustado, con una variedad de escenarios y mecánicas excepcional, nos encontramos frente a una propuesta que hace todo bien y que, además, lo muestra de una manera excepcional.

Sin duda, es un título plenamente recomendable y que se convierte de manera inmediata en un imprescindible en la biblioteca de PlayStation 5. Puedes encontrarlo al mejor precio aquí.

VALORACIÓN: 9,2