in

Análisis. Fairy Tail para PS4

Koei Tecmo Europe ha lanzado este mes de julio el título Fairy Tail, un nuevo JRPG mágico en desarrollo por GUST Studios, basado en el exitoso manga japonés homónimo escrito e ilustrado por Hiro Mashima. Este nuevo y encantador título marca el primer juego de la serie “Fairy Tail” que se lanzará en consolas de sobremesa en Occidente, permitiendo que los fans de saga y los recién llegados se unan y experimenten la adorada narrativa que ha cautivado a personas de todo el mundo durante más de una década.

Fairy Tail es uno de los muchos títulos que nos sitúan en un mundo inspirado en la edad media donde la gente sobrevive realizando actividades más agrarias, reunidos en feudos que tienen sus propias luchas de poder. En este mundo los gremios de magos tienen un rol muy importante, explorando el mundo en busca de nuevas riquezas y ayudando a derrotar monstruos que amenazan la tranquilidad de los ciudadanos a cambio de una compensación.

Aunque la serie no lo deja claro, la magia nace de los ya extintos dragones que establecieron una relación con algunos humanos como el protagonista Natsu. Pero también describe otros tipos de magia, como el de la segunda protagonista Lucy que se basa en establecer amistad con espíritus celestiales que después puede invocar o pedir prestado su poder. El juego nos situará en los acontecimientos finales de la isla Tenrou que provocan un salto temporal del gremio Fairy Tail. Tras 7 años desaparecidos del mapa, la popularidad de Fairy Tail está por los suelos y múltiples gremios han aparecido para aprovecharse del vacío que ha dejado Fairy Tail y la aparición de nuevos tipos de magia de dragón. El rol de los gremios en la sociedad también ha crecido siendo también una forma de entretenimiento, creando el campeonato anual donde se escoge el gremio más popular y fuerte. Tu misión será ayudar a los chicos de Fairy Tail aprovechar este torneo para reestablecer su nombre y descubrir más sobre el origen de la magia de dragones.

Como podrán haber apreciado los seguidores de Fairy Tail, el argumento del juego está 100% alineado con la historia que nos cuenta el manga original. Esta entrega no nos explicará una historia alternativa, o una historia totalmente nueva basada en el original, pero será una manera diferente de disfrutar de la historia Fairy Tail desde el arco del torneo a el arco de los avatares.

Fairy Tail es un juego RPG de combates por turnos. Podremos llevar un equipo de hasta 5 magos del gremio (de entre 16 personajes jugables, más otros 4 si pasamos por caja), teniendo cada uno debilidades y fortalezas sobre diferentes tipos de magia. Por ejemplo, Natsu es débil al agua al estar su magia basada en un dragón de fuego. Esto hace que más o menos tengas que combinar los miembros del equipo para tener un balance de sus debilidades, y aprovechar también las debilidades del enemigo.

El juego no penaliza de ninguna manera el perder el combate, así que siempre podremos empezar un combate y evaluar si es necesario cambiar a los miembros para el próximo combate. Dentro del combate, cada personaje tendrá una cantidad de puntos de vida (que, al llegar a cero, perderemos la opción de seguir luchando), y puntos de magia que serán consumidos al realizar acciones. A diferencia de la gran mayoría de juegos RPG con combates por turno, los ataques básicos también gastan puntos mágicos. Esto imposibilita la táctica básica de realizar ataques mágicos fuertes y luego seguir el combate a puñetazos, debiendo controlar la cantidad de magia que nos queda. Es todo un guiño a la serie, habiendo varios combates que acaban porque el mago ha usado todo su poder y no ha llegado a derrotar al otro antes.

Los ataques mágicos están todos inspirados en los que realizan los personajes en la serie, la cinemática del ataque en sí y los encantamientos que recitan antes del ataque son tal cual ocurren en la serie. Soy especialmente fan de las invocaciones de Lucy, que también incluyen guiños a bromas que ocurren en la serie como cuando Lucy también es arroyada por un rio que ella misma invoca. Cada ataque mágico tiene una potencia, que indica aproximadamente el daño que recibirá el enemigo, y el área sobre la que afectará. Así pues, podremos atacar a varios enemigos según como estén colocados, incluso podremos forzar movimientos dentro del campo para que nuestros ataques sean más efectivos. A medida que nuestros personajes suben de nivel, irán aprendiendo nuevas magias y subiendo la potencia de aquellas que ya tenemos disponibles.

A parte de las mecánicas básicas de combate, el juego hereda algunas de la saga Atelier. En concreto, los personajes podrán continuar el ataque que ha empezado un compañero, añadiendo poder a esta continuación a medida que su amistad mejora. En momentos críticos del combate, cuando hemos recibido suficiente daño, podremos sacar nuestra fuerza interior que aumentará nuestras estadísticas durante unos turnos, y nos proveerá de puntos de vida y de magia adicionales. Ambas mecánicas están enlazadas, ya que al continuar ataques estaremos retrasando el momento en el que podremos desbloquear nuestra fuerza interior. El jugador deberá analizar si merece la pena aguantar un par de turnos o acabar antes con el combate para no dar tiempo al enemigo a conjurar una magia más potente.

Donde más brilla esta entrega es en la gran cantidad de contenido que han sido capaces de traer de la serie al juego, y como han conseguido integrarlo dentro de las mecánicas clásicas de un juego RPG de combates por turnos. Todos los combates que realizamos en la historia principal han sido diseñados teniendo en mente como ocurren en la serie. Algunas de estas cinemáticas saltarán incluso a mitad del combate, para dejarnos claro que tendremos que cambiar de estrategia por algún motivo de la trama. Me viene a la mente un combate en el que el enemigo está amenazando de muerte a un personaje fuera del combate, y tú te tienes que dejar derrotar a base de usar el comando de defender. Gust ha sabido adaptar todas estas escenas teatrales que funcionan muy bien en formato serie, pero que nunca había visto funcionar así de bien en un juego.

En cuanto a contenido secundario, el juego también es bastante extenso, aunque algo más tedioso y repetitivo. Tendremos a nuestra disposición una serie de misiones opcionales que nos pedirán ir a diferentes localizaciones a derrotar una cantidad fija de enemigos. Como recompensa de estas misiones secundarias, podremos ir mejorando las instalaciones del gremio y las habilidades pasivas que esta nos aporta (como la opción de comprar más objetos, o subir más experiencia a los miembros que no están en el equipo activo). Me gustaría remarcar que, salvo un conjunto de misiones que son repetibles, todas ofrecen diálogos y cinemáticas de escenas que ocurren en la serie, y que refuerzan el cuidado que han tenido de desarrollar a los personajes tal cual en el original.

En definitiva, Fairy Tail es una excelente adaptación de la serie original traído a un juego RPG de combates por turnos. El juego nos narrará la historia desde los acontecimientos finales de la isla Tenrou, donde Natsu y compañía desaparecen durante una temporada y tienen que revivir la popularidad del gremio, hasta el arco de los avatares. Las mecánicas y combates han sido customizados para contar la historia tal cual ocurre en la serie, con un desarrollo de personajes al mismo nivel. Es un juego obligado para todo fan de la serie, o para aquellos que quieran experimentar la historia e iniciarse en este tipo de juegos.

VALORACIÓN: 7.2