in

Análisis de NBA 2K19 para PS4

2K lanza año tras año el mejor simulador deportivo, el más completo e inmersivo de todos. NBA 2K19 es no solo el juego deportivo más realista, sino el que ofrece mayor variedad de modos de juego y sobretodo, gracias a la nueva narrativa implementada para el modo MyCareer, una de las grandes joyas de esta entrega.

Coincidiendo con el 20º aniversario del estudio desarrollador, tendremos a nuestra disposición bastantes novedades en esta entrega así como varias mejoras de los modos conocidos, como MyCareer o MyGM, una vuelta de tuerca muy buena que refresca los modos más populares entre los fans.

En el modo favorito de la mayoría de jugadores, Mi Carrera, 2k Games ha implementado una narrativa similar a la que EA Sports instaló con El Camino. Comenzando nuestra carrera bien de abajo, deberemos iniciarnos en la liga China de basketball y hacer nuestro camino hasta llegar a la NBA en lo que es una suerte de preludio acompañado por cinemáticas y varios partidos en los que iremos desarrollando distintas rivalidades con personajes que volveremos a encontrarnos a lo largo del juego.

Otro de los apartados que recibe una suerte de modo historia, es el que corresponde a MyGM (Manager). Aquí por lo general nos encontrábamos hasta edición de 2k18 con una forma de juego similar a los de estrategia deportiva, sin embargo, a partir de este año, tenemos la opción también de disfrutarlo con un pequeño condimento narrativo que, si bien no es tan atrapante como el de MyCareer, sirve para dotar de una historia a nuestras acciones y llevar así, de forma más guionada, nuestra franquicia de la NBA a lo más alto de la carrera.

Por último, más allá de algunos modos que son ya característicos como el modo MiBarrio o los de partidos simples, queremos destacar la llegada de BlackTop. Esta nueva faceta del juego nos permite adentrarnos en el mundo del basket callejero, una suerte de FIFA Street del baloncesto, pero sin tantos firuletes, que podremos disfrutar ya sea en partidos 1v1 o 5v5 y que incluye reglas a nuestro gusto, como cantidad de cancha que usamos, faltas y mucho más.

Si bien la física siempre fue uno de los puntos fuertes de las entregas de esta saga, NBA 2K19 va un poco más allá, ajustando pequeñas puntas como la disputa de los rebotes o el marcaje cuerpo a cuerpo. Progresivamente, año tras año, nos sentimos al mando de jugadores mucho más humanos, que ganan mejor la posición y cubren mejor los espacios con sus cuerpos.

El marcaje, por otro lado, también lo hemos sentido un poco más fluido. Puede ser que los nuevos usuarios del juego se sientan perdidos cuando cada vez que intenten robar una pelota terminen cometiendo una falta, pero déjennos ser claros, eso se debe no al juego en sí, sino más bien a la falta de conocimiento del deporte o de la física de este título.

La curva de aprendizaje de NBA 2k19, no es muy distinta a sus predecesores, por lo que siendo un jugador veterano, no deberías tener mayores inconvenientes para adaptarte. Sin embargo, si esta es tu primera experiencia detrás de Stephen Curry o LeBron James, es importante que asimiles que no vas a dominar tus partidos luego de jugar tres o cuatro matches, no, te va a tomar tiempo, práctica, derrotas y victorias ajustadas, pero eventualmente podrás hacer el click que te lleve a dominar cada enfrentamiento.

Esta entrega cuenta con varias cinemáticas, las cuales se desenvuelven con el mismo motor gráfico del juego, por lo que no tenemos algo de una calidad distinta a lo que normalmente vemos en el título. Los personajes, ya sean creados por nosotros o los NPC de la máquina, se sienten muy reales, así como también las caras conocidas como pueden ser los grandes basquetbolistas o los actores invitados, siendo Anthony Mackie (Avengers) y Haley Joel Osment (Sexto sentido) los que aparecen en el modo carrera.

Tal vez el único reproche sea que parece que ciertos jugadores, los menos importantes, fueron hechos a la pasada, sin el esfuerzo que podemos ver en algunos otros deportistas. Lo mismo aplica para los árbitros, pero bueno, es un aspecto que se entiende desde cierto punto que no todos los jugadores tengan su rostro con una fidelidad total.

En cuanto a la visual del partido, 2K no ha escatimado gastos en lo que es el entorno, ambiente, estadio y público. No vas a encontrarte con una mancha borrosa 3D de NPCs iguales, sino que tendremos un logrado desarrollo del ambiente, algo fundamental para estos juegos, donde buscamos ser la estrella de nuestra afición.

Los relatos, por último, son todo lo que los comentarios deportivos deben ser: fluidos, exactos e interesantes al punto de que se vuelven algo más que un simple acompañamiento, son ese detalle que te hace confundir el estar jugando un juego con el estar disfrutando una transmisión en vivo.

Otro año pasa y otra vez debemos de bajar las cortinas y declarar al NBA 2K de turno como el mejor juego de basquet del año. Su pulido desarrollo e implementación de modo historia y modo BlackTop son su apartado más fuerte, y si bien quedan detalles a mejorar como el hecho de que no hay selecciones nacionales o algunas caras a pulir, lo cierto es que la próxima entrega deberá ser algo muy sorprendente para superar a la actual entrega, ya que 2K está superándose año tras año.