in

Análisis de FIFA 19 para PS4

La nueva entrega de la franquicia no se reduce a una simple actualización de plantillas, equipaciones y patrocinadores, es más que eso y eso significa que te encontrarás con la mayor cantidad de detalles visuales y sonoros listos para enriquecer tu experiencia futbolística.

El avance en el uso de Frostbite es evidente, sobre todo en la iluminación, y prácticamente tenemos a disposición un reflejo fiel de lo que sucede en el deporte profesional. Cada elemento es abordado de manera cuidadosa; la previa con la presentación del estadio y las alineaciones, la ceremonia protocolaria, los gestos de los jugadores, el césped y sus condiciones según la época del año, detalles pequeños como las marcas del césped en los uniformes tras una entrada rasa, todo ha sido llevado al siguiente nivel.

Una de las implementaciones más importantes para FIFA 19 es la llegada de la licencia oficial de la UEFA Champions League y la nueva entrega no duda en presentar su nueva adquisición con bombo y platillo. La competencia más importante de clubes de Europa comenzó recientemente y ver esa experiencia replicada en FIFA 19 es algo satisfactorio pues, siguiendo los parámetros de la franquicia en cuanto a realismo, cada detalle particular se encuentra en el juego, desde la ceremonia previa a cada encuentro en la que siempre destaca el himno de la UEFA Champions League, que lleva años poniéndonos la piel de gallina, hasta las leves modificaciones de los uniformes.

FIFA 19 mantiene su calidad en el apartado de audio y la manera en que el público responde ante las situaciones del partido sigue enriqueciendo la experiencia. Los cánticos de apoyo por parte de la afición siguen ahí y mantienen el dinamismo de entregas anteriores, así que puedes esperar que tus avances sean motivados por los gritos de apoyo o un entorno más silencioso si el partido es aburrido. La narración está bien lograda de nueva cuenta y los comentarios de Manolo Lama y Paco Gónzalez son acordes con lo que sucede en el terreno de juego en la mayoría de las ocasiones. En ese mismo nivel se encuentra la integración de las frases, evitando en la medida de lo posible esa diferencia entre la mención de la acción y el nombre del jugador o el equipo.

En el nuevo capítulo de El Camino, la historia de ascenso de Alex Hunter, Kim Hunter y Danny Williams continúa y cada uno debe lidiar con distintos caminos para llegar a la cúspide del fútbol mundial, algo que están a punto de concretar. Como en los capítulos anteriores, el diseño está enfocado en secuencias narrativas, tomas de decisiones que tienen efecto en lo que sucederá después y sesiones de entrenamiento y juego con objetivos específicos. Este tercer capítulo, que fácilmente te garantiza muchas horas de entretenimiento, destaca por la manera en que se presenta cada sección y los tiempos de duración en ese apartado están equilibrados para no aburrir al usuario. En algún momento de la historia, tendrás la oportunidad de seguir los caminos separados de cada personaje y lo mejor es que gozarás de esa libertad en todo momento. El sistema te sugerirá, en términos de la narrativa, cual es el personaje cuya historia sería interesante seguir en ese instante, pero si tu preferencia está con otro puedes seguir concentrado en él.

En general, la oferta de FIFA 19 es la misma que en entregas anteriores, así que decidirás entre jugar un partido amistoso, seguir una carrera como entrenador o jugador por toda una temporada, incluyendo la UEFA Champions y Europa League junto con el máximo nivel de dificultad Ultimate, o pasando horas en FIFA Ultimate Team para convertirte en uno de los mejores gestores y jugadores del mundo.

Para esta edición, EA Canada integró nuevos modos de juego con reglas específicas pensadas para esas sesiones de diversión en las que no buscas lidiar con formaciones, alineaciones, estrategias, etc. Ingresando en este apartado, encontrarás partidos con diversas reglas, como que solo sean válidos los goles de cabeza o volea, o el anunciado modo Supervivencia, donde cada gol significará la expulsión de un jugador del equipo que anotó, buscando hacer más fáciles las cosas para el que va abajo en el marcador y más complicadas para el que lleva la ventaja.

Por otra parte, FIFA Ultimate Team mantiene su esencia y dado el éxito que ha tenido el componente multijugador con microtransacciones era claro que para FIFA 19 no habría cambios sustanciales. Para esta versión, encontramos mejoras en el sistema de asignación de encuentros y ahora los jugadores podrán enfrentarse con sus símiles en cuanto a nivel y experiencia. Al mismo tiempo, la nueva versión de este componente da la bienvenida a la UEFA Champions League agregando nuevos iconos del balompié cuyas proezas han quedado guardadas en la historia que se ha construido alrededor de la ambicionada Orejona.

En lo general, la jugabilidad de esta nueva entrega es buena y la respuesta del control también; aunque al inicio sentirás que el dominio es muy difícil de lograr, conforme juegues más partidos la experiencia obtenida rendirá frutos y podrás lidiar de mejor manera con cada encuentro. Sin embargo, el punto negativo en cuanto al control y manejo de los jugadores es que en ocasiones llega a sentirse rígido y pese a que responde de manera adecuada la mayor parte del tiempo, no refleja en su totalidad las acciones que ordenas desde el mando, en ese sentido diría que hace falta afinar y equilibrar la jugabilidad con las animaciones y los movimientos de los jugadores.

Finalmente, FIFA 19 presenta una nueva integración relacionada con los tiros a gol, llamada finalización programada, la cual se activa al presionar por segunda ocasión el botón de tiro momentos después del primer botonazo. Si el segundo toque es realizado con exactitud el disparo será potente e irá hacia la portería, sin garantizar un gol, pero en caso de que no sea así el resultado será vergonzoso pues el jugador sacará un disparo débil y muy lejos de la portería. Aunque de inicio esta forma de tiro podría parecer interesante, lo cierto es que no llama mucho la atención en términos de simulación, principalmente porque los controles de tiro no presentan algún problema o desventaja que te haga recurrir a la finalización programada. Si los resultados no son positivos en los primeros intentos, lo más seguro es que no vuelvas a tirar de esa manera, además la potencia, efecto y colocación del disparo desentonan en un contexto de simulación; por supuesto que en la historia del fútbol han existido disparos magistrales con esas características, pero siempre han tenido lugar en contadas ocasiones.

La jugabilidad, desde la perspectiva de la simulación, de FIFA 19, aunque no representa un punto y aparte en la historia de la franquicia ni del género, sale muy bien librada y sin duda destaca junto con todos los elementos que brindan realismo al juego. El trabajo realizado por EA Canada representa un avance en la búsqueda de la simulación definitiva y aunque todavía hace falta trabajar en cuanto a la integración de las animaciones, movimientos y respuesta de los jugadores a las órdenes del mando, en lo general tendrás una experiencia divertida y con un esquema de jugabilidad amplio para satisfacer tus necesidades de juego, desde las más alocadas hasta las más serias.

En definitiva, FIFA 19 es la materialización de la experiencia acumulada en este tiempo y los avances logrados para brindar una experiencia divertida y que responda ante las necesidades de la simulación. Aunque todavía falta afinar algunos detalles de la física de los jugadores y mejorar la implementación de algunos sistemas de juego, la nueva entrega de la serie ha superado a la edición anterior y ofrece un gran título de fútbol que funciona para las distintas preferencias de los usuarios.