, ,

12 joyas de PS4 por menos de 5 € en PS Store este fin de semana

Una semana más los chicos del blog de PlayStation han publicado otra tanda de descuentos en PlayStation Store. Además de un montón de ofertas en títulos de Ubisoft como Rainbow Six Siege, Ghost Recon Wildlands y For Honor, también tendremos disponibles una gran variedad de juegos independientes y exclusivamente digitales por menos de 5 €.

Podéis ver la lista completa de ofertas, pero para facilitar esta tarea, hemos seleccionado algunos de nuestros favoritos para que los tengáis en cuenta. Comenzamos.

1. Bastion

El primer título del estudio californiano Supergiant Games, Bastion lanzado entre aclamaciones por los críticos en julio de 2011, saltó a PS4 en 2015. Esto llevó su suntuosa mezcla de gráficos, combates y narración a una nueva generación.

Si os lo perdisteis en el pasado, ahora es un momento excelente de adentrarse en esta verdadera joya, que ayudó mucho al desarrollo de los juegos independientes.

2. Super Meat Boy

Retomando los plataformas de la vieja escuela, Super Meat Boy no se rasga las vestiduras (literalmente) a la hora de llevar emoción y diversión a todas las generaciones.

Controla a un blando y animado trozo de carne, y recorre fase tras fase de mortíferas y desafiantes plataformas para salvar a tu amada de las garras de un feto con esmoquin (si, un poco raro, no vamos a mentir).

3. Magicka 2: Special Edition

A juzgar solo por su amigable y colorida dirección artística, te perdonaremos el pensar que Magicka 2 es algún tipo de aventura adorable para niños. Muy, muy equivocado.

Magicka 2 es bastante suyo: cómic oscuro, engañosamente profundo y con todo tipo de violencia indefinible. También tiene uno de los sistemas de magia más geniales que se han visto.

¿Quieres invocar una nube de vapor? Por supuesto. Solo mezcla agua y fuego y ahí lo tienes. ¿Necesitas revivir a un amigo? Eso es solo magia de curación básica con algo de iluminación; ¡hecho! La simple lógica de ocho elementos mágicos básicos, mezclada de diferentes formas, da lugar una fabulosa rejugabilidad y creatividad.

4. Thomas Was Alone

Thomas Was Alone puede que sea el máximo exponente del concepto de crear un imperio a base de simplicidad. Esta historia de bajo presupuesto, que trata de una colección de formas geométricas que atraviesan un mundo peligroso de plataformas, puzles y emotividad constreñida, fue el gran éxito de los juegos independientes en 2012.

El efecto global, con su atmósfera envolvente y algo melancólica, es un logro sorprendente dada la inherente sencillez del juego. Crear una historia atractiva puede ser difícil incluso con la captura de movimientos más puntera y actores de voz de primera fila. Que Thomas Was Alone lo logre con solo un puñado de cuadriláteros de colores convierte este juego en algo realmente especial.

5. Nidhogg

Siguiendo con la sencillez inherente, por favor, inclínate y póstrate ante tu nuevo amo y señor: Niddhogg (y, con suerte, sé consumido por él).

Niddhogg es posiblemente uno de los juegos de lucha más hilarantes que se hayan ideado. Pone al jugador y a un amigo a controlar a dos combatientes sin rostro que luchan con espadas y que deben asesinarse mutuamente una y otra vez mientras tratan de llegar al final del mapa para ofrecerse a su gloriosa y retorcida deidad.

Por muy simple que suene, hay algo magníficamente adictivo y competitivo en el loco acontecer de un juego cuyos esquemáticos escenarios se empapan de sangre amarilla y naranja mientras el jugador y su rival reparten puñetazos y patadas, se hieren con la espada y se descuartizan el uno al otro en su afán por alcanzar la gloria.

6. Slain: Back from Hell

Metaleros del mundo, estáis de enhorabuena porque este juego es para vosotros. Slain: Back from Hell es el tipo de juego que haría Kerry King, el guitarrista de Slayer, si se dedicara a crear juegos.

Como los guitarreos de heavy metal de King, este juego de acción de plataformas con desplazamiento lateral en 2D es de una brutalidad implacable, está empapado de matices diabólicos y, por supuesto, tiene alguna que otra parte complicadilla. Lo mejor de todo es que cada vez que el jugador, armado con su espada, vence a un jefe, el irredento protagonista se lanza a cabecear como un loco al ritmo de la banda de sonora de metal.

¡Ave, rockeros! ¡Os saludamos!

7. Guacamelee: Super Turbo Championship Edition

Si alguna vez te ha parecido que al humilde luchador mexicano (ese tipo que pelea con máscara) le faltaba una representación apropiada en el mundo actual de los videojuegos, te invitamos a que pruebes Guacamelee, de Drinkbox Games.

Se trata de una estilizada aventura de acción de plataformas, basada en el respetado modelo de metroidvania, que combina las peleas a puñetazo limpio con exigentes secciones de plataformas y memes de cultura pop para contar una historia de mitología mexicana que corre fuera de control por el mundo moderno. También hay un hombre cabra parlante, piñatas gigantes, alguna que otra batalla de robots y una banda sonora flipante.

8. Guns, Gore and Cannoli

Es un juego tan irreverente como indica su nombre. Guns, Gore and Cannoli toma el manido arquetipo del mafioso, lo combina con un entorno de apocalipsis zombi e invita al jugador y a hasta tres amigos a que se las arreglen como puedan para salvarse.

Ofrece diversión cabal de la era de los 16 bits con un toque de plataformas, montones de armas y disparos como si no hubiera un mañana. A medida que se desenvuelva la aventura, el jugador se enfrentará a todo tipo de cosas, desde duendes zombis hasta soldados de la Primera Guerra Mundial y, por si eso fuera poco, hay un modo de arena para cuatro jugadores que te parecerá desternillante.

¡Estos cannoli son mejores que los de la mamma!

9. Crypt of the Necrodancer

¿Alguna vez te has preguntado qué saldría al combinar la atmósfera espeluznante de una mazmorra con una discoteca? La respuesta es Crypt of the Necrodancer, un estimulante juego que va por libre al combinar los procedimientos clásicos y la mecánica de muerte permanente de los personajes jugables con el gozo ilimitado de un juego de acción rítmica.

Si suena inusual es por que lo es, además de terriblemente ingenioso. Cada mazmorra cuenta con una enérgica banda sonora y el principal reto que se presenta al jugador es que se mueva por el nivel sin perder el ritmo de la música. Si te quedas quieto demasiado tiempo o pierdes el compás, fastidiarás el multiplicador. De verdad que resulta difícil describirlo con palabras, pero si te has pasado las horas muertas jugando a Spelunky o Binding of Isaac, entonces este juego podría ser tu próxima obsesión.

10. Push Me Pull You

A ver, este es… un poco rarillo, pero no hagas mucho caso. El jugador es una de las mitades de una simbiosis de persona y serpiente, y tiene que jugar con un amigo que está controlando la otra mitad de este ser dual y competir en un juego tipo sumo mezclado con fútbol contra otros dos jugadores que están también controlando a otro ser mitad persona y mitad serpiente.

Supongo que te parece un sinsentido y no es para menos, je, je. Es como los animales siameses de la serie CatDog, pero en plan humano… y reptil. Una cosa muy loca, pero también desternillante, genial para divertirse con un grupo de amigos de un modo totalmente distinto (lo que suponemos que es buena cosa).

11. Super Time Force Ultra

Con el acrónimo que forma el título (STFU, “shut the fuck up”) ya se está dando una pista del sentido del humor que inspira el juego. Porque ¿qué haces si no reírte cuando el juego empieza y resulta que solo tienes cinco minutos para salvar el mundo (tiempo más que suficiente, aunque no te lo creas)?

En la superficie, es un juego de disparos de desplazamiento lateral bastante sencillo, pero son sus mecánicas de deformación del tiempo lo que marcan la diferencia. Con ellas, el jugador puede rebobinar constantemente la acción y meter en el ajo distintas copias de su ser (y de otros personajes) procedentes de momentos temporales diferentes. Y gracias a ello, le es posible poner en marcha audaces y explosivas campañas para mover a la vez decenas de líneas temporales alternativas y arrasar fortalezas, niveles y arenas de enfrentamientos con jefes.

Es un juego totalmente único y bastante peliagudo cuando los enemigos empiezan a multiplicarse, pero resulta muy satisfactorio ver cómo cobran vida todas las distintas partes a la vez y cómo acaba la batalla en un santiamén.

12. Assault Android Cactus

Por último, tenemos el frenético juego de disparos con dos joysticks Assault Android Cactus, una carta de amor cuidadosamente escrita a los juegos de disparos de la época de las maquinitas, y uno de los juegos más implacables que vas a encontrar en cualquier plataforma.

El jugador está atrapado en una nave espacial alienígena enorme. Mientras le dure la batería, que no deja de descargarse, podrá desplazarse por escenarios donde los enemigos salen de todos los rincones para acosarlo y cientos de pulsos de neón inundan la pantalla de lado a lado.

Es bastante caótico, pero, si te hace falta, puedes invitar a algún amigo a que te acompañe en la aventura. El juego cooperativo en local es posible con hasta cuatro jugadores porque ya se sabe que disparar a cosas es más divertido si se hace con amigos.

Deja un comentario

Loading…